Cirugía Mini-Invasiva de Columna. MIS

 

La cirugía de columna ha evolucionado en los últimos años de manera significativa. 

Al igual que otras articulaciones se beneficiaron de las técnicas quirúrgicas no invasivas, como la artroscopia, ahora la cirugía de columna se beneficia de técnicas no invasivas para el tratamiento quirúrgico de la mayoría –o todas- sus enfermedades.

La cirugía mini-invasiva realiza los mismos tratamientos de las enfermedades de la columna, evitando la agresión sobre los músculos, nervios y otras estructuras a su alrededor. A parte de la apariencia estética –las cicatrices son pequeñas-, podemos colocar los tornillos percutáneos, y realizar la artrodesis entre 2 vertebras a través de pequeños retractores tubulares que conservan los tejidos. 

Ventajas

  • Rápida recuperación, caminando antes de las 24 horas de la cirugía.
  • Disminución considerable del dolor post-operatorio
  • Resultados finales mejores, disminuyendo las secuelas.

 

 

Tamaño de la cicatriz resultante de una cirugía mini-invasiva

 

Ver vídeo:

Cirugía de columna mini-invasiva en la que se puede apreciar la colocación
 de tornillos y placas percutáneos y la implamntación de una prótesis intervertebral.
 Técnica aplicable a diversas enfermedades:
espondilolistesis, discopatías degenerativas, estenosis de canal,…