Cirugía Artroscópica Meniscal

 

La lesión de rodilla más frecuente en pacientes activos es la lesión meniscal. Mediante la artroscopia podemos reparar estas lesiones, permitiendo al paciente volver a casa a las pocas horas de la cirugía. Y caminando.

A través de una incisión de sólo 5mm, se puede acceder a la cavidad articular de la rodilla, introduciendo una óptica (cámara) de 4mm. Con ella podemos observar toda la articulación, y las lesiones que existieran.

Una vez observada la lesión, a través una incisión contralateral del mismo tamaño, se introduce todo el instrumental necesario para la reparación de las lesiones existentes.