Cirugía de Ligamentos Cruzados

 

Siguiendo la misma técnica artroscópica descrita en las lesiones meniscales, se puede reparar una rotura del ligamento cruzado sin necesidad de abrir la articulación de rodilla.

Utilizamos tanto injerto heterólogo, como aquellos extraídos del propio paciente, en función de las características de cada uno.

Los medios de fijación son internos.

Esto nos permite un rápido inicio de la deambulación. La recuperación será más rápida y menos dolorosa y costosa.

El ALTA hospitalaria se produce a las 24 horas, con un programa concreto de indicaciones sobre los ejercicios a realizar y los tiempos de los mismos.